En los Estados Unidos la población que habla español esta incrementándose significativamente.  Nos encontramos en una era donde el ser bilingüe en este país es algo muy común y esencial.  Algo interesante es que el español es hablado de manera oficial o cooficial en 20 países del mundo (18 en América, 1 en Europa y 1 en África).  En Norteamerica, el español definitivamente se encuentra en casi todos los sectores de nuestra sociedad.  En el derecho, hay varias áreas en donde la comunidad latina necesita apoyo.  Nuestro bufete de abogados ha aceptado varios casos en derecho familiar, lesiones personales, y otras áreas practicando totalmente en español. Ante todo somos abogados de divorcio en Naples, Florida. Hemos ayudado a latinos a obtener un servicio de manera clara dándole a las personas la mejor oportunidad de triunfar en sus vidas personales lo cual han sido afectadas por los hechos del caso.  Esta la parte legal, pero también existe la parte emocional y el bienestar del individuo.  Algunos casos pueden ser muy estresaste y por eso nos gusta darle servicio a la persona considerando el ser completo.

Me da un gran placer poder ayudar a cualquier persona con dignidad y respeto sin importar de donde vienen o que idioma hablan.  Siento que es importante que personas entiendan perfectamente todo cuando se trata de cuestiones legales.  Nuestro bufete de abogados tiene un equipo que habla español, profesionales listos para llevarlo paso a paso hasta la solución  de su caso.  Estoy muy orgulloso al decir que nuestra practica y paciencia practicando español a valido la pena.  Ahora hemos tenido suficiente experiencia para brindar un servicio completo.

El esfuerzo en conectarnos con gente latina y adaptar varios sistemas en nuestro bufete de abogados es un gran logro.  Estamos muy contentos con nuestro equipo y el servicio que podemos brindar a nuestros clientes.  Claro que también a todos nuestros clientes, incluyendo aquellos que hablan ingles.  Ejercer los dos idiomas en el campo legal es un gran reto que ha demostrado crecimiento y habilidad para expandir nuestro horizonte.  Ahora 25% de nuestra clientela habla español y los ayudamos en su lengua materna.  Llame para una consulta gratis y podrá conocer nuestro equipo en persona.  Estamos listos para ayudar con consejos y guiarlo de la mejor manera.  La consulta es gratis y dependiendo del caso, es posible que no tenga que pagar absolutamente nada al menos que ganemos el caso y obtenga compensación monetaria.  El equipo en nuestro bufete de abogados le puede explicar los detalles que puede esperar si trabaja con nosotros.

Quiero dar un poco de mi historia de como empecé a entrar al mundo latino.  Mido 6’2” en pies/1,88 metros de altura y todos mis ancestros son de Gran Bretaña, por supuesto que no parezco latino.  Por lo tanto, la gente se sorprende cuando hablo muy naturalmente en español con un acento que suena bastante nativo.  El mejor cumplido que he recibido fue cuando alguien me felicitó por mi ingles después de terminar de hablar en español.  También puedo hablar y entender el español por teléfono, lo cual es algo que muy pocas personas que aprenden español pueden hacer con eficiencia y exactitud.  Es un gran alivio saber que toda mi dedicación con el idioma me ha traído a este punto.  Pienso seguir practicando de esta manera y motivar también a mis hijos que aprendan y ejerzan el idioma.  Cuando se es bilingüe, es aun mas fácil aprender un tercer idioma.  Siento que mi cerebro se ha expandido a lugares donde existen muchas oportunidades de conectarme con mas personas.

Francamente, los traductores de inglés a español simplemente no funcionan.  Habiendo visto a miles de traductores dentro y fuera de la corte, las palabras y los conceptos simplemente se pasan por alto.  Se necesita más tiempo para decir algo en español que para decirlo en inglés y el traductor simplemente debe omitir las palabras.  Peor aún, traductores no están familiarizados con conceptos legales y resultan incorrectamente transmitiendo la esencia de la traducción.

Más allá de eso, simplemente no hay una conexión personal cuando hay un traductor entre el abogado y su cliente.  Un abogado apoya a un cliente durante uno de los momentos más difíciles de su vida y un traductor hace que el proceso sea frío e impersonal.

Mis clientes incluso me han dicho: “Quiero hablar con el dueño del circo no con los monos.”  Cuando un cliente gasta un buen dinero en un abogado, quiere hablar con ese abogado, no con su asistente.

Aprendí a hablar español como adulto.  Obtuve mi licencia de abogacía en Noviembre del 2006 y tenía 28 años en mi primer trabajo en un bufete de abogados del vecindario West Town en Chicago, Illinois.  El barrio en cuestión estaba lleno de residentes de habla hispana.  La mayoría de los casos que tomamos fueron de tipo criminal, bancarrota y divorcio.  Después de un mes de ver a gente latina entrar por la puerta, me comprometí a aprender español.

Por suerte, siendo de Canadá, ya hablaba francés.  El sistema gramatical de ambos idiomas es casi idéntico y hay muchas palabras latinas de la misma raíz.

Manejé por el área de Chicago escuchando lecciones de español en mi auto.  Escuchaba y repetía en voz alta.  Convertí un diccionario bilingüe en tarjetas y memoricé mil palabras en español y sus significados.  Después de un año, todavía tenia dificultad encontrando palabras correctas al hablar.  Entonces empecé a ver a un tutor por una hora antes de la corte todos los días y ahí empecé a triunfar significativamente con el idioma.  Finalmente, dejé mi trabajo y fui a una academia de aprendizaje de español en Cuernavaca, México durante un mes.  Al final de mi estadía, estaba soñando en español.  He llegado a ser tan exitoso con el idioma, que en la corte, a menudo me piden que haga traducciones improvisadas si el traductor de la corte no está presente.  Con frecuencia, si tanto el juez como el cliente habla español, realizamos toda el caso en corte en español.

Muy a menudo, los jueces y el sistema judicial, en general, simplemente no tienen tiempo para acomodar a las personas que no hablan inglés.  Los jueces han confiado en mi integridad para explicar los asuntos de personas de habla hispana e ingresar órdenes de manera precisa representándolos correctamente.  Me aseguro que el sistema sea justo para todos, ya sea que el cliente hable inglés o español.

Con el tiempo abrí mi propio bufete de abogados y siempre he tenido una base sólida de clientes que hablan español, ya sean de México, Puerto Rico, Cuba, Argentina, Colombia, Guatemala, República Dominicana, o cualquier otro país.  La comunidad latina en los Estados Unidos es una gran parte de nuestra diversidad y ha influenciado la manera en la que vivimos.

Debido a mis clientes latinos, tengo mucha experiencia en temas de inmigración, aunque esa no es mi especialidad.  Remito los casos de inmigración a otros abogados, pero si el problema es sobre la inmigración y el asunto afecta al divorcio, soy la persona indicada.

Si habla español o conoce a alguien que necesite ayuda que prefiera hablar sobre el caso en español, comuníquese con nuestro bufete de abogados.  Si no puedo ayudar personalmente, encontraré un abogado que hable español en Naples, Florida que pueda ayudarlo.  Si no podemos encontrar un abogado que hable español, con mucho gusto traduciré para usted y el abogado para que pueda obtener la ayuda adecuada.  Todo el equipo en nuestro bufete de abogados tiene como prioridad darle la mejor experiencia y resultados.  Póngase en contacto hoy con nuestro bufete de abogados de Naples, Florida.